Factores de riesgo

Existen múltiples factores de riesgo que predisponen a padecer pérdidas de orina. Entre los más importantes están:

  • Embarazo y parto
  • Edad: con el paso de los años los músculos del suelo pélvico se debilitan
  • Prolapso de órganos pélvicos
  • Obesidad: por el aumento de presión sobre la vejiga y los músculos
  • Cardiopatía e hipertensión en tratamiento con diuréticos
  • Enfermedades del SNC (Parkinson, accidente cerebro-vascular, esclerosis múltiple)
  • Enfermedades músculo-esqueléticas que supongan disminución de la movilidad
  • Demencia
  • Factores ocupacionales: trabajos que supongan grandes esfuerzos físicos, deportes de impacto, etc. Los deportes de impacto aumentan la presión sobre la vejiga venciendo en ocasiones la presión uretral. Sin embargo, no existen datos que afirmen que los deportes de impacto se relacionan con un riesgo incrementado de incontinencia de stress.
  • Fármacos: algunos fármacos actúan sobre la vejiga o el tono uretral predisponiendo a la incontinencia.